Sé una causa en la vida, no un efecto: La voluntad

Hace tiempo que topé, ya no recuerdo donde, con la frase que titula este post: Sé una causa en la vida, no un efecto.

El caso es que hoy repasando notas que voy guardando, he vuelto a topar con ella, así que pienso que este es un buen momento para dedicarle unas líneas a una frase que, según a mi perece, bien entendida e integrada podría cambiar tu vida.

Para empezar, hagamos los honores al autor de la misma diciendo que fue Swami Kriyananda, discípulo del gran Paramahansa Yogananda. No obstante no quiero detenerme ahora en el autor pero te animo a que investigues sobre él por tu cuenta.

Lo que si quería era reflexionar un poco sobre el significado de las palabras que Kriyananda nos dejó …

Por supuesto, nos está hablando sobre nuestra voluntad, sobre el hecho de que nosotros somos o podemos ser quien decidimos sobre nuestra vida, aún en aquellos momentos en los que nos vemos arrastrados por acontecimientos externos e inevitables, siempre nos queda la facultad de decidir como los encaramos, como reaccionamos y, finalmente, cuales serán nuestros actos.

En esto reside nuestra voluntad, en la capacidad de ser nosotros quien decidimos y, en consecuencia, actuamos; tú puedes elegir libremente como afrontas los desafíos que vas encontrando por el camino de la vida, pues es eso: el poder de “elegir” y no dejarse llevar por la primera reacción lo que nos da la voluntad, lo que nos hace seres especiales y distintos al resto de seres con los que convivimos en nuestro planeta.

En definitiva, en tu vida se tú, con tus elecciones y acciones quien dirige: la causa de lo que tienes y eres, y no dejes que sean los acontecimientos externos y tu dejarte llevar lo que haga de tí un efecto, una consecuencia.

¡Tú eliges!

¡Qué tengas un gran día!

Deja un comentario