Yoga Facial

Cuando estamos transitando nuestro día a día, las vivencias, emociones, ritmos de actividades, etc… van dejando de manifiesto sus huellas en todos nuestros cuerpos, no sólo el físico.

Hoy quiero centrarme brevemente en describir un trabajo que voy a desarrollar, donde ello se pone de manifiesto. Se trata de 1ª Edición del Taller de Yoga Facial para la Felicidad.

Pero ¿ Cuántas veces, nos vemos arrastrados, obligados, a cambiar el rumbo de nuestro verdadero sentir, desde que abrimos los ojos por la mañana? Todo ello va dejando huellas en nuestro rostro, en nuestra piel. E igualmente, nuestras expresiones pueden modificar todo nuestro día.

Nuestro rostro es la tarjeta de presentación en el quehacer y convivencia diarios. El ser humano está programado para colaborar y ayudar-se entre sí.

Ello me ha inspirado a ofrecer estos talleres como una experiencia cuyo fin es acompañar al practicante en su creación de conciencia no sólo corporal, sino también emocional y espiritual, desde su conexión con esta gran Ventana al Espíritu que es nuestro rostro.

Dice la eminente cirujana plástica Claudia Garcia: » uno no es responsable de la cara que tiene pero sí de la cara que pone».

Esta máxima me encanta pues refleja perfectamente los principios base de la Salud, somos en un 100% responsables de nuestras vidas, somos creadoras y creadores de nuestras vidas. Y hay pruebas y evidencias científicas que comprueban el poder del Gesto, de la intención y por supuesto del deseo ( de lo que escribiré en otro momento).

Así que, como bien se dice en Yoga: la edad y salud de una persona se miden por la salud de su columna vertebral, y no por su edad cronológica, igualmente la calidad de nuestra vida interior se refleja externamente en nuestro rostro.

Si te apetece compartir este encuentro, te espero en la primera edición 2019 que con gran ilusión he preparado, para acompañarte en este camino de Amar-te un poquito más.

Namaste

Índice

El momento adecuado

Muchas veces en la vida nos encontramos con que hay cosas que queremos hacer, un nuevo trabajo, un viaje, un curso, … pero que decidimos aplazar una y otra vez justificando que no es el momento adecuado.

Vamos a dedicar unas líneas a valorar cuál es el momento adecuado.

Cuando vamos posponiendo algo que nos gustaría hacer, una y otra vez lo primero que yo me plantearía es si, realmente, es algo que quiero hacer. Porque, quizás, no eres tú el que lo quiere hacer si no que tu entorno te está llevando a la creencia de que lo quieres, cuando no es así.
Si tras valorar esto ves que, finalmente, no es algo que quieras, olvídalo, bórralo de tu lista de cosas pendientes y de tu cabeza.

Si has visto que sí, que es algo que quieres hacer pero para lo que nunca encuentras el momento, yo te haría la siguiente pregunta:

¿Tienes ahora mismo los medios necesarios para hacerlo?

Si es que sí entonces, hazlo ya, ¿por qué no?.

El único momento que tenemos es ahora, si hay algo que quieras y puedas hacer, hazlo ahora porque es el momento.

Vale, quizás tienes los medios pero no te sientes del todo preparado para hacerlo ya.
En este caso yo fijaría una fecha para hacerlo con el compromiso de que si no se hace en esa fecha no se hace.
Si no lo hacemos así corremos el riesgo de volver a estar como empezamos, fijando una nueva fecha cada vez que llegue la anterior y posponiendolo indefinidamente.

¿Y si todavía no tienes los medios necesarios para hacerlo?.
Pues prepárate un plan de ruta, un guión, un proyecto, como quieras llamarlo, donde tengas los pasos que has de dar para conseguir esos medios: cómo ahorrar el dinero, cuándo comprar los billetes de avión, etc.
No lo hagas sólo en tu cabeza, escríbelo o dibújalo, plásmalo de alguna manera porque al hacerlo siempre se ve todo más claro y posible.
Ponle fechas a cada paso, fija una fecha final para realizar ese sueño y, una vez que llegue esa fecha, hazlo.

Resumiendo: si tienes un sueño no te quedes en tenerlo, haz lo posible para hacerlo realidad. ¿Cómo? Estudia lo que necesitas para hacerlo, hazte un plan para conseguir lo que necesitas, fija una fecha y cumple tu sueño.

Son unos pasos sencillos y un poco obvios, no obstante, y volviendo al principio, empieza por darte cuenta de que tienes un sueño, de que ese sueño es tu sueño y de que puedes realizarlo.

Que tengáis un gran día.

Deseo + Acción + Fe = ¡Conseguido!

Hoy quiero reflexionar sobre los tres pasos que aparecen en el título y que, según personas con bastante éxito son la clave para conseguir lo que quieras en tu vida.

Estas “claves” hace ya muchos años que yo la conozco, con otro nombre, pero ya me hablaron de ellas allá en los años ochenta cuando hice el curso del Método Silva de Control Mental, método que me ha ayudado mucho en muchas cosas desde aquel entonces, por qué no decirlo.

Y la pregunta es … ¿Funciona?

Y mi experiencia me dice … SÍ funciona, aunque no es tan fácil como pueda parecer y me explico…

Reflexionando sobre algunas cosas importantes, las cuales deseaba mucho y, finalmente, conseguí he observado que:

Tener el deseo es fácil, ¿Cuántas cosas deseamos al día?.
Aunque como reza aquel dicho: Cuidado con lo que deseas no vaya a ser que se cumpla.

Ponerse en acción es relativamente sencillo también: ver cual es el siguiente paso a dar y darlo. Aunque, aquí, a veces, y dependiendo de lo que buscamos podemos vernos paralizados por el miedo.
No dejarse paralizar por el miedo puede ser todo un reto, pero ten en cuenta que el miedo no es tu enemigo, todo lo contrario, sólo quiere protegerte. Habla con él y dile que sabes su razón de estar ahí y la comprendes pero que tú decisión es asumir ese riesgo.

Y, finalmente, la parte que, considero, es más complicada: la fe.
La fe se puede definir como la certeza absoluta de que algo va a ser de una manera en el futuro.
Las veces que, como comentaba, he alcanzado lo que deseaba siempre he tenido esa certeza, y, cuando la tenía, era como si ya se hubiera materializado lo que quería. Es una sensación increíble, parecida a la de la meditación (por lo menos para mi).

Pero el caso es que yo no hice nada para tener esa fe, la tenía y ya.
Se que cuando quiera algo y consiga tener esa fe lo conseguiré en cuanto me ponga a ello pero, chic@s, no termino de encontrar la forma de alcanzar esa fe.

Mario Alonso Puig dice que la fe es un ejercicio de la voluntad, pero ¿qué quiere decir con un ejercicio de la voluntad?

Como me va a suceder muchas veces en los artículos de este blog yo no tengo una respuesta perfecta para esto, ojalá la tuviera, pero aquí estoy reflexionando no intentando sentar cátedra. Entonces lo que a mi se me ocurre como ejercicio de la voluntad es ser capaz de convencer a tu subconsciente (la mente emocional) de que lo que deseas va a ocurrir sin ninguna duda, porque, al final, yo creo que la fe es una emoción, un sentimiento que reside ahí, en la mente subconsciente.

Un técnica que yo conozco para esto consiste en realizar visualizaciones en un estado de profunda relajación …

¡Vamos a probar y a ver que pasa! que no tenemos nada que perder 😉

Un abrazo y que tengas un feliz día.

Sé una causa en la vida, no un efecto: La voluntad

Hace tiempo que topé, ya no recuerdo donde, con la frase que titula este post: Sé una causa en la vida, no un efecto.

El caso es que hoy repasando notas que voy guardando, he vuelto a topar con ella, así que pienso que este es un buen momento para dedicarle unas líneas a una frase que, según a mi perece, bien entendida e integrada podría cambiar tu vida.

Para empezar, hagamos los honores al autor de la misma diciendo que fue Swami Kriyananda, discípulo del gran Paramahansa Yogananda. No obstante no quiero detenerme ahora en el autor pero te animo a que investigues sobre él por tu cuenta.

Lo que si quería era reflexionar un poco sobre el significado de las palabras que Kriyananda nos dejó …

Por supuesto, nos está hablando sobre nuestra voluntad, sobre el hecho de que nosotros somos o podemos ser quien decidimos sobre nuestra vida, aún en aquellos momentos en los que nos vemos arrastrados por acontecimientos externos e inevitables, siempre nos queda la facultad de decidir como los encaramos, como reaccionamos y, finalmente, cuales serán nuestros actos.

En esto reside nuestra voluntad, en la capacidad de ser nosotros quien decidimos y, en consecuencia, actuamos; tú puedes elegir libremente como afrontas los desafíos que vas encontrando por el camino de la vida, pues es eso: el poder de “elegir” y no dejarse llevar por la primera reacción lo que nos da la voluntad, lo que nos hace seres especiales y distintos al resto de seres con los que convivimos en nuestro planeta.

En definitiva, en tu vida se tú, con tus elecciones y acciones quien dirige: la causa de lo que tienes y eres, y no dejes que sean los acontecimientos externos y tu dejarte llevar lo que haga de tí un efecto, una consecuencia.

¡Tú eliges!

¡Qué tengas un gran día!

Sesión de introducción a la Meditación.

Continuamos con el ciclo de talleres de sobre Meditación.

En este nuevo bloque de trabajo pretendo acompañar a las personas, que se interesan por comenzar a usar el gran instrumento que es la meditación.

De una manera, mayormente práctica, lo más sencilla y asequible posible, nos reunimos en talleres breves de 2 horas de duración aproximada, con un descanso, donde hablaremos sobre la meditación, entraremos en contacto con la práctica y compartiremos experiencias.

Son asequibles en inversión de tiempo y material, con la idea de que retiremos resistencias fácilmente y nos aventuremos a iniciarnos en tan beneficiosa práctica.

La próxima fecha es el domingo 3/3/2019, con un grupito de 9 personas, en el gym de la Clínica de fisioterapia Fisico Med.

https://www.facebook.com/fisicomed/

Un espacio cómodo, donde también practicamos Yoga.

Espero, acompañarte con todo mi Amor,  si te interesas en esta nueva andadura por el camino de la meditación.

Namasté.

« Entradas anteriores