Deseo + Acción + Fe = ¡Conseguido!

Hoy quiero reflexionar sobre los tres pasos que aparecen en el título y que, según personas con bastante éxito son la clave para conseguir lo que quieras en tu vida.

Estas “claves” hace ya muchos años que yo la conozco, con otro nombre, pero ya me hablaron de ellas allá en los años ochenta cuando hice el curso del Método Silva de Control Mental, método que me ha ayudado mucho en muchas cosas desde aquel entonces, por qué no decirlo.

Y la pregunta es … ¿Funciona?

Y mi experiencia me dice … SÍ funciona, aunque no es tan fácil como pueda parecer y me explico…

Reflexionando sobre algunas cosas importantes, las cuales deseaba mucho y, finalmente, conseguí he observado que:

Tener el deseo es fácil, ¿Cuántas cosas deseamos al día?.
Aunque como reza aquel dicho: Cuidado con lo que deseas no vaya a ser que se cumpla.

Ponerse en acción es relativamente sencillo también: ver cual es el siguiente paso a dar y darlo. Aunque, aquí, a veces, y dependiendo de lo que buscamos podemos vernos paralizados por el miedo.
No dejarse paralizar por el miedo puede ser todo un reto, pero ten en cuenta que el miedo no es tu enemigo, todo lo contrario, sólo quiere protegerte. Habla con él y dile que sabes su razón de estar ahí y la comprendes pero que tú decisión es asumir ese riesgo.

Y, finalmente, la parte que, considero, es más complicada: la fe.
La fe se puede definir como la certeza absoluta de que algo va a ser de una manera en el futuro.
Las veces que, como comentaba, he alcanzado lo que deseaba siempre he tenido esa certeza, y, cuando la tenía, era como si ya se hubiera materializado lo que quería. Es una sensación increíble, parecida a la de la meditación (por lo menos para mi).

Pero el caso es que yo no hice nada para tener esa fe, la tenía y ya.
Se que cuando quiera algo y consiga tener esa fe lo conseguiré en cuanto me ponga a ello pero, chic@s, no termino de encontrar la forma de alcanzar esa fe.

Mario Alonso Puig dice que la fe es un ejercicio de la voluntad, pero ¿qué quiere decir con un ejercicio de la voluntad?

Como me va a suceder muchas veces en los artículos de este blog yo no tengo una respuesta perfecta para esto, ojalá la tuviera, pero aquí estoy reflexionando no intentando sentar cátedra. Entonces lo que a mi se me ocurre como ejercicio de la voluntad es ser capaz de convencer a tu subconsciente (la mente emocional) de que lo que deseas va a ocurrir sin ninguna duda, porque, al final, yo creo que la fe es una emoción, un sentimiento que reside ahí, en la mente subconsciente.

Un técnica que yo conozco para esto consiste en realizar visualizaciones en un estado de profunda relajación …

¡Vamos a probar y a ver que pasa! que no tenemos nada que perder 😉

Un abrazo y que tengas un feliz día.

Deja un comentario